09 noviembre 2010



Declaración del EBB de EAJ-PNV sobre la situación en el Sahara occidental.


Ante los recientes acontecimientos producidos en los territorios ocupados del Sahara Occidental, EAJ-PNV desea realizar las siguientes consideraciones:

Primera.- Expresamos nuestra solidaridad más sincera con los familiares de las personas muertas por el asalto indiscriminado de las fuerzas de seguridad marroquíes y abogamos por un rápido restablecimiento de las decenas de heridos que el ataque del Gobierno marroquí ha causado a la población saharauí que, pacíficamente, expresaba su protesta civil en el campamento Agdaim Izik de las afueras del Aaiún

Segunda.- Denunciamos la utilización desproporcionada de la fuerza por parte de la gendarmería de Marruecos en el campamento y en la ciudad de El Aaiun. Resulta evidente, a este respecto, que la prohibición de entrada de parlamentarios vascos y de los medios de comunicación tenía como objetivo evitar que la actuación de las fuerzas de seguridad marroquíes fuera conocida, en todos sus detalles, por la opinión pública internacional.

Tercero.- Instamos al gobierno español, por las responsabilidades históricas que le asisten en el proceso de descolonización, a que exija al ejecutivo de Mohamed VI el cese de las hostilidades armadas contra la población saharauí así como desarrolle las iniciativas correspondientes en las instituciones internacionales para la condena de estos hechos.

Cuarto.- Declaramos que estos gravísimos hechos se producen en el trigésimo quinto aniversario de la ocupación marroquí. Se producen, justamente, en el mismo día previsto para el inicio de la quinta ronda del diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario en Manhasset (Nueva York), bajo los auspicios de las Naciones Unidas y de su enviado especial Christopher Ross. Por ello, entendemos que suponen un intento de boicotear o entorpecer una salida pacífica y justa al contencioso que enfrenta a Marruecos y al Pueblo Saharauí desde la ocupación marroquí de los territorios del Sahara Occidental.

Quinto.- Abogamos por el diálogo permanente que culmine en una solución que supere el estancamiento actual y se sustente en el respeto mutuo y en la legalidad internacional y, en particular, en las resoluciones de las Naciones Unidas que sitúan a la libre determinación del Pueblo Saharauí como fundamento básico de toda solución duradera del conflicto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada