09 enero 2014

08 octubre 2012

Intervención de Iñigo Urkullu
 
 
 
 
Arratsaldeon denoi!

Eskerrik asko gurekin izateagatik!
.
Jose Antonio Ardanza eta JuanJose Ibarretxe, bi eredu guretzat.
Bi eredu Euskadi-rentzat.
Eredu pertsonala niretzat.
Ez gaurkoa, azken hogei urte hauetakoa.

Euzko Alderdi Jeltzalea-ren presidentea naizen aldetik:
“harro gaude!”.
Harro gaude dena eman duzuelako maite duzuen Aberri honengatik.
Harro gaude Ardanza eta Ibarretxe Lehendakariak.
Harro gaude Jose Antonio eta Juanjo abertzaleak, alderdikideak, lagunak.
Agur eta ohore Euskadiko Lehendakariak!

Hoy he llegado al BEC a mediodía.
Al acercarme a Barakaldo, me han venido a la memoria imágenes de un pasado muy pasado en mi mente, pero que en realidad es muy reciente.
Sé de lo que hablo. Permitidme la referencia, alaveses, gipuzkoanos, navarros, iparraldetarras, permitidme que me refiera a mi periplo hasta llegar a Durango.
Sé de lo que hablo porque nací y viví en Alonsotegi.
Alonsotegi que hasta los 90 era administrativamente Barakaldo.
Barakaldeses, Alonsotegi sentimentalmente éramos nosotros mismos.
Viví y después de vivir en Mungia volví a vivir aquí con muchas y muchos de vosotros.
Eskerrik asko Alonsotegi, Enkarterriak eta Ezkerraldea.
Eskerrik asko Mungia eta Mungialdea.
Eskerrik asko Durango eta Durangaldea.
Imágenes de un pasado muy pasado pero muy reciente.
Imágenes en blanco y negro.
Declive y ruina industrial. Degradación y caos urbanístico. Marginalidad y droga. Desempleo y pobreza.

Fueron años duros, de tensión y desánimo.
Nuestra industria tradicional se caía como un castillo de naipes.
Algunas familias que no eran en origen autóctonas, decidieron entonces poner punto final a su trayecto fuera de sus tierras de origen.
Decidieron volver a su arraigo primigenio, para cerrar allí su ciclo vital.
Pero la gran mayoría de los afectados por la reconversión, descendientes de las familias trabajadoras que emigraron a Euskadi y aquí crecieron, decidieron quedarse junto a las que hasta su llegada eran autóctonas.
No fue fácil.
El desierto industrial desvanecía cualquier esperanza.
La crisis azotaba y, para más inquietud, algunos alimentaban los mensajes de las “dos comunidades”, del miedo, de las “maletas”, del nacionalismo excluyente.
No olvidamos toda aquella difamación.
Pero no nos quedamos anclados en ella.
Sobre todo, porque una gran mayoría de aquellos hombres y mujeres, tuvieron el coraje de quedarse aquí porque eran y son de aquí como los que antes ya eran de aquí.
Coraje de unir su futuro y el destino de sus familias al futuro de este País.
Fue una decisión difícil, trascendente.
Decidieron vincular su vida a este País.
Se convirtieron en nuevos vascos y vascas.
Y nos transformaron a todos en una nueva Euskadi.
Aquel momento pudo pasar inadvertido, pero fue un momento relevante para este Pueblo.
Quienes aquí vivían, todas-todos, decidieron voluntariamente ser vascos y vascas de presente y de futuro. Identidades diferentes, personalidades distintas, pero vascos y vascas para hoy y para mañana. Para lo bueno y para lo complicado.
A todos ellos hoy les decimos y os decimos: eskerrik asko!.
Gaur hemen, Ezkerraldea eta Meatzaldeko erdi-erditik, eskerrik asko diotsuegu.
Ez “maletarik”. Ez “esklusiorik”. Ez “beldurrik”. Ez “gezurrik”!.
Denok bat gara.
Denok euskaldunak.
Eta denon artean eraiki behar dugu gure etorkizuna.
Denon artean!

La realidad de hoy es fruto de la voluntad humana.
Una voluntad colectiva que, unida a nuestro autogobierno, supo dar la vuelta a aquella depresión.
La imagen que vemos hoy ratifica ese cambio, esa radical transformación urbana, tecnológica e industrial.
Supimos salir del agujero, recobramos la ilusión, la creatividad y la calidad de vida.
Han pasado tres décadas y hoy vuelve la pesadumbre.
Esta crisis es distinta a las vividas hasta ahora.
Hoy la crisis es una pandemia que lo envuelve todo.
Finanzas, industria, comercio, gobernanza, política...
Todo está rodeado por esa nebulosa de desánimo, que nos hace sentirnos incapaces de hallar soluciones a tanta frustración.
Una gripe generalizada cuyo malestar afecta a todo el organismo.
Un mal para el que no hemos encontrado ni vacuna ni medicinas eficaces en el cortísimo plazo.
No hay soluciones mágicas.
No hay pócimas reconstituyentes milagrosas.
No hay fórmulas portentosas que alivien, de la noche a la mañana, todos nuestros males.

Erantzun bakarra eguneroko konpromisoa da.
Guk ezagutzen dugun eredua: Ahalegina, Dinamismoa, Seriotasuna, Konfidantza eta Kudeaketa sendoa.
Egoera larria da. Oso larria.
Eta gure erantzuna, gure eredua ezaguna da: lana eta lana.
Berriro esango dut: lana eta lana.
Hori da Euskadi-k behar duena bizi dugun krisialdiari aurre egiteko.
Aurre egiteko eta buelta emateko.

Vivimos una situación difícil, muy difícil.
Desde que tuve el honor de ser elegido candidato a Lehendakari por el Partido Nacionalista Vasco, declaré un principio básico:
Decir siempre la verdad, como siempre.
No ocultar los problemas.
Y tampoco los sacrificios que vamos a tener que asumir para superar este mal momento.
No estamos bien. Lo reconozco.
Pero mi experiencia y mi determinación me dicen que vamos a salir de esta.
Estoy seguro de que vamos a superar este difícil momento.
Juntos.
Aportando cada cual su granito de arena.
Apretando los dientes y tirando hacia adelante.
Moldeando nuestro presupuesto para resistir.
Exactamente de la misma forma que tantas y tantas familias están haciendo para llegar a fin de mes.
No nos vamos a resignar. Vamos a salir.
Vamos a sacar este País adelante.
Lo prometo.

Con esa convicción nos presentamos.
Vamos a gobernar la salida de la crisis.
Necesitamos una mayoría suficiente que nos permita asumir el liderazgo y recuperar el tiempo perdido.
Necesitamos fortaleza. Compromiso. Confianza.
Os necesitamos a todos y todas.
Orain, inoiz baino gehiago, zuen guztion beharra dugu.
Zuen guztion laguntza.
Zuen guztion elkarlana.
Elkar laguntzen eta elkarlanean egoera honetatik ateratzea lortuko dugu.
Erronka ez da nolanahikoa.
Baina Euzko Alderdi Jeltzalea ere ez da nolanahiko Alderdia.
Bat gara eta indar berrituta gaude.
Hemen 15.000 arima elkartu gara.
15.000 buru. 15.000 bihotz.
Eta 30.000 beso-esku, lanean jartzeko prest.
Hori da behar duguna, guztion lana, guztion esku.
Sendo eta prestu!.
Este País necesita trabajo.
Necesita compromiso.
Necesita acuerdos.
Acuerdos urgentes que conviertan esta crisis en una gran oportunidad.
Hemos vivido demasiado tiempo los unos frente a los otros.
Encastillados en posiciones numantinas.
Entre todos hemos abonado el camino de la desconfianza de la sociedad.
Hemos levantado muros de incomunicación.
Son muros que deben caer ya. En beneficio del bien común.
Sé que todas las descalificaciones que durante años y años
se repiten contra el PNV. Sé que todo lo que en estos últimos años
de manera injusta estamos sufriendo por parte de quienes en lugar de adversarios políticos nos tratan como enemigos por todo,
Sé que todo eso afecta en el sentimiento vuestro y en el de muchas-muchos miles
de alderdikides y alderdizales.
Pero hemos de ser conscientes de nuestra responsabilidad de construcción social.
Por encima de los muros que otros se empeñan en seguir levantando todavía ahora.
El tiempo de las trincheras debe pasar.
El tiempo de los frentes debe acabar.
Euskadi debe cerrar la página de la confrontación.
Dar paso al entendimiento.
Abrir un nuevo capítulo de diálogo constructivo.
Para acercar posturas
Para alimentar la esperanza.
Para defender este País por lo que es y por lo que puede ser.
Vamos a distinguirnos por lo que nos une, en lugar de distinguirnos por lo que nos separa.
Ante la emergencia nacional, la palabra clave, la piedra angular, es “Acuerdo”.
Acuerdo para construir un nuevo tiempo.
Acuerdo para reinventar una nueva Euskadi.
Acuerdo por la recuperación económica y el empleo.
Acuerdo para la consolidación de una Paz duradera.
Y, acuerdo también, para una nueva convivencia política que nos impulse como Nación.

Gure proiektua hitz batetan laburbiltzen da: ADOS.
Hori da, egun, euskal gizarteak eskatzen diguna.
Denok ADOS krisialdi honi buelta emateko.
ADOS bakea eta elkarbizitza eraikitzeko.
ADOS gure Aberriak merezi duen etorkizun berria irabazteko.
Hau da gure Proiektuaren oinarri, euskarri eta giltzarri.
ADOS, garai berri batetan gaudelako.
ADOS, bide berri bati hasiera eman behar diogulako.
ADOS, bide hori elkarrekin egin behar dugulako.
Ibili dabilenak daki bidearen berri.
Bide malkarra dugu, elkarrekin lauagoa egingo dugu.

Ados es acuerdo.
La recuperación del empleo, la reactivación económica, la seguridad de las pensiones, la incorporación de los jóvenes al mercado laboral, la estabilidad de las familias, la competitividad de nuestras empresas, el sostenimiento de los servicios públicos, son objetivos básicos de ese Acuerdo que reclamo.
Ese Acuerdo que voy a promover como primera acción de Gobierno.
Sé que es una acción compleja.
Sé que deberemos implicar a instituciones y partidos políticos, organizaciones empresariales y sindicales, agentes públicos y privados.
Entre todos seremos capaces de sellar un compromiso de reactivación.
Un compromiso de rigor presupuestario y estímulo económico.
Con alianzas institucionales para una nueva política industrial.
Gobierno, Diputaciones y Ayuntamientos juntos en políticas públicas comunes. Respetando cada marco de actuación.
Como debe ser. Como siempre ha sido.
Sé que, además, deberemos sellar un clima de sosiego en las relaciones laborales.
Un clima que apoye la competitividad de las empresas a cambio de estabilidad en el empleo.
Empleo y recuperación económica.
Primer gran acuerdo, primer compromiso para construir una nueva Euskadi.

Segunda alianza estratégica.
Una Paz definitiva para nosotros y las nuevas generaciones.
Tras décadas de sufrimiento inútil, el cese del terrorismo de ETA nos abre un nuevo horizonte de convivencia.
Debemos aprovechar esta coyuntura para construir una cultura de la Paz, la convivencia y la reconciliación.
Una Paz sustentada en la memoria y en el reconocimiento del sufrimiento injusto padecido por todas las víctimas.
Decía Ban Ki-Moon, Secretario General de ONU, que “la democracia es crucial para los derechos humanos y facilita conductas para resolver las diferencias, pero que la democracia hay que nutrirla y defenderla”.
Efectivamente.
Este Partido entiende que la democracia debe ser alimentada con valores.
Con valores que generen confianza en la ciudadanía.
Nuestro compromiso es que el Parlamento retome los trabajos de la Ponencia de Paz y convivencia.
Una Ponencia abierta y plural, que concite un acuerdo unánime.
Punto de partida de una nueva página en nuestra historia.
Hau da gure Herriaren ametsa.
Bakea da gure ametsa.
Zenbat aldiz amestu dugu egoera hau!.
Gu guztiok gure bizitza osoan.
Orain betirako lortu ahal dugu.
Bakea eta elkarbizitza, guztion nahia, guztion ardura, guztion helburua.
Urte eta urteetako ametsa egi bihurtuko dugu.
Hitza ematen dut!

Tercer gran acuerdo: la convivencia política de manera normalizada y el futuro abierto.
Se trata de acordar y pactar un nuevo estatus político para Euskadi.
El reconocimiento de Euskadi como Nación Europea.
Un País pleno, pujante, maduro.
Un País sin subordinaciones ni ataduras impuestas.
Una nueva fórmula de convivencia que arraigue con nuestra tradición secular de pacto. De soberanías compartidas mirando a Europa, de cohabitación responsable.
Con un sistema de bilateralidad efectiva y con garantías recíprocas de lealtad y respeto.
Un planteamiento de “derecho de decisión sujeto a pacto”.
Euskadi demanda acuerdos nacionales.
Para salir de la crisis y crear empleo y riqueza.
Para alcanzar una Paz duradera.
Para convivir en armonía.
Para avanzar y crecer como Pueblo.
Defender y proteger lo que somos, sin odiar ni causar enfrentamiento con lo que no somos.
Esta es nuestra prioridad y nuestro empeño.
Este es nuestro compromiso con Euskadi.
Hoy todos nos vemos en la vorágine de la campaña electoral.
Cada cual defiende su interés y su propuesta.
Unos piden “cuatro años más”… de cambio a peor.
Han sido responsables del tiempo perdido.
Han sido incapaces de presentar un programa propio al Parlamento.
Han endeudado a este País gastando más de lo que tenían, sin conseguir detener el paro.
Otros nos quieren hacer creer que este País ha nacido con ellos.
Son los que no tienen memoria. Lo importante para ellos no es el Programa.
Son los que viven en la pancarta, el grito y el populismo demagógico.
Los que cuando les toca tomar decisiones sólo saben decir “NO”.
Son capaces de decir NO hasta a los planes anti-crisis en plena crisis.
Tienen el “guinness” del NO.
NO a los planes anti-crisis.
NO a la colaboración público-privada.
NO a la modernización.
NO a la inversión.
NO al respeto de la mayoría.

Ez eta ez!.
Beti ez. Dena EZ!.
Ezkorrak dira.
Eta gorrak ere bai. Badirudi ez dutela Herria entzun nahi.
Inposizioaren kultura bizi izan dute eta hor murgilduta jarraitzen dute.
Egun, mundu zabal honetan, geldirik gelditzen denak atzera egiten du.
Guk ez dugu atzera egin nahi.
Guk beti Aurrera.
Hori da gure lema eta dema: Euskadi Aurrera!

Hoy quedarse quieto es como ir marcha atrás.
Este País no puede perder ni un segundo más.
Nuestro camino no es la confrontación sino el diálogo.
Presentar a la sociedad nuestra alternativa.
Sin descalificaciones ni polémicas con quien nos quiere enredar.
Nuestra intención es sacar Euskadi adelante.
Con ideas, compromisos, equipos de mujeres y hombres capacitados.
Es el modelo “Euskadi aurrera!”.
Representamos una manera de hacer las cosas.
Somos las hormigas frente a las cigarras.
Somos quienes siembran frente a quienes descansan.
Somos quienes madrugan frente a quienes sestean.
Somos quienes levantan la persiana bien temprano.
Somos quienes construyen piedra a piedra una gran casa en la que todos vivamos mejor.
Gure aitaren etxea eraiki.
Gure aitaren etxea defenditu.
Gure aitaren etxea indartu.
Gure aitaren etxea zabaldu.
Berritu, hobetu eta gaztetu.
Hau da gure konpromisoa.
Hitza ematen dut!

Tenemos un modelo.
Con compromisos prioritarios:
Con las pensiones, con la Sanidad, con los Servicios Sociales,
Con el empleo y los jóvenes, con los emprendedores, autónomos y con el comercio.
Compromiso con el crecimiento. Compromiso con la Paz y la Convicencia.
Con la Educación, con el rigor en la gestión,
Con el Autogobierno.
La construcción nacional de cada día.
Ganar independencia cada día.
Ganar libertad para hacer y para decidir.
Ganar una nueva Euskadi para todos y todas.

Ahora yo me callo.
Ahora os toca hablar a vosotras y vosotros.
Arranca la campaña del Partido Nacionalista Vasco.
Hoy aquí tenemos 15.000 almas, 15.000 voces.
Os toca convencer a la ciudadanía.
Convencer de que podemos liderar este País para salir del atolladero.
Os toca mirar fijamente a los ojos de la gente.

Mirar y preguntar directamente:
¿Quién está más capacitado para sacar este País adelante?
¿A quién confiarías la gestión del bienestar de tu familia?
¿A quién dejarías la llave de tu casa para que te la cuidara?
¿Quién quieres que gobierne Euskadi estos cuatro años?
Responded sin miedo:
Partido Nacionalista Vasco.
Nuestra experiencia está en Euskadi.
Nuestro presente y futuro está en Euskadi.
Nuestra confianza está en Euskadi.
Somos el Partido Nacionalista Vasco.
Somos el compromiso con Euskadi.
Euskadi aurrera!

A ganar, para salir adelante.

Aurrera!

Irabaziko dugu.
Elkarrekin eta elarlanean!
Bi aste gure proposamenak aurkezteko.
Bi aste den denak dena emateko.
Bi aste etorkizun berria irabazteko.
Euskadi aurrera!

Gora Euzko Alderdi Jeltzalea!

Gora Euskadi Askatuta!
El sabado en el BEC