16 noviembre 2011

Intervención Josu Erkoreka-ren hitzaldia (Hotel Domine)

La legislatura que acaba de concluir será identificada durante largo tiempo como la legislatura de la gran crisis económico-financiera.

La economía la ha condicionado y será también la economía, la que marcará la pauta de la que comenzará el próximo domingo.

Salir de ella es la primera de nuestras prioridades. Y por eso el primero de los 4 retos básicos que identificamos en el programa electoral, habla de una Política Económica para el crecimiento sostenible y creación de empleo.

La situación económica que atraviesa el Estado español es insostenible.

En Euskadi, las repercusiones de la crisis se presentan de forma más atenuada -al menos hasta la fecha- gracias a la buena gestión que durante 30 años hemos hecho de una herramienta fundamental y pilar de nuestro autogobierno como es el Concierto Económico. Gracias también a un modelo de política económica y de gestión propia del PNV al frente de las instituciones que hemos demostrado que funciona, que favorece el crecimiento económico y la creación de empleo.

PNV es sinónimo de gestión con rigor, con seriedad, con anticipación. Desde los principios del equilibrio presupuestario, recurriendo a la deuda de forma medida y solo para realizar inversiones con retorno.
EAJa zorroztasunez kudeatzea da, gauzak seriotasunez egitea, eta gauzak aldez aurretik pentsatzea. Aurrekontuetan oreka mantentzea eta zorretan ez sartzea, ez bada, kontu handiz eta emaitzak ekarriko dizkigun inbertsioak egiteko.
Pero incluso desde este marco de autogobierno, tenemos claro que la política económica del Estado español nos afecta, y mucho. Afecta a nuestras empresas, que sufren la contracción del mercado estatal, que tienen que financiarse en un mercado financiero donde no fluye el crédito y operar en un mercado de trabajo con una normativa que en nada favorece la contratación.

El Estado español deberá abordar durante la próxima legislatura un número importante de reformas económicas tendentes, sobre todo, a favorecer la actividad empresarial generadora de empleo.
Nosotros, como ya lo hemos hecho durante la pasada legislatura seguiremos actuando con rigor, responsabilidad y con propuestas orientadas a superar la crisis económica. Ofreciendo nuestra experiencia y el modelo de política socioeconómica que ha llevado a Euskadi a su nivel de desarrollo.

Iremos también a Madrid para poner freno a los que están utilizando la crisis económica como coartada para recentralizar el poder y hacer “tabula rasa” del Estado autonómico.

Iremos para decirles NO a los que plantean abiertamente la posibilidad de devolver competencias autonómicas al Estado o a los que insisten en la supresión de las Diputaciones.

He comentado que en nuestro programa electoral el primero de nuestros 4 retos es salir de la crisis. Les quiero decir también que hemos establecido 10 prioridades con 77 propuestas específicas para darles respuesta.

No voy a detenerme en todas, no se preocupen… Pero permítame que destaque CINCO propuestas:

Proponemos una política Industrial para una economía competitiva.
Con un sistema financiero saneado al servicio de la sociedad.
Y unas instituciones con estabilidad económico y presupuestaria.
Proponemos una gobernanza europea fuerte
Y apostamos por un sistema vasco propio de relaciones laborales que favorezca la creación de empleo.

Ekonomia konpetitiborako politika industriala proposatzen dugu; gizartearen zerbitzura dagoen finantza sistema sendoa; ekonomiaren eta aurrekontuen egonkortasuna. Europar gobernantza indartsua, eta enplegua sortzea ahalbidetuko duen lan harremanen euskal sistema propioa .
Para que el empleo crezca necesitamos una economía competitiva apoyada desde las instituciones.

Tenemos que conseguir sanear los sectores industriales en crisis.

Apoyar la internacionalización de nuestras empresas

Incrementar el gasto en I+D+i hasta acercarnos a las 25 regiones europeas más relevantes, que superan en sus inversiones el 3% del PIB.

Modernizar nuestros sectores agrícola, pesquero y ganadero, así como las actividades de transformación vinculadas al sector primario.

Tenemos que potenciar la economía social y atraer y retener el talento.

Y por supuesto, tenemos que proteger y ayudar a las PYMES y a los autónomos. Tenemos que conseguir que el crédito fluya.

Por eso, pedimos a las entidades financieras un compromiso y una implicación directa en el apoyo a aquellas personas y empresas con proyectos viables que faciliten la creación de empleo y, por lo tanto, la superación de la crisis económica.

Necesitamos hoy más que nunca la transferencia a Euskadi de las competencias sobre crédito, banca y seguros. Esta transferencia facilitará la creación de un marco financiero propio que ofrezca el apoyo necesario a un desarrollo vertebrador de Euskadi. Este marco financiero deberá apoyarse en gran medida en el sistema vasco de cajas de ahorro que, en el caso de Euskadi, han demostrado una gran solidez y solvencia en el contexto de crisis del sistema financiero.

Gaur, inoiz baino gehiago behar dugu mailegu, banku eta aseguruen transferentzia Euskadira ekartzea. Eskumen honek tresnak emango dizkigu gure finantza marko propioa eratzeko, Euskadiren garapenari erantzuteko. Euskadiko kutxen kasuan, argi eta garbi geratu da, kutxek behar besteko sendotasuna badutela, finantza sistemaren krisialdi egoera honetan.

Es igualmente prioritario que podamos gestionar –tal y como establece el artículo 18 de Estatuto de Gernika- el régimen económico dela Seguridad Social.

Sin olvidarnos de la legislación laboral, que ha de constituir el marco legal adecuado para la salida de la crisis. Teniendo en cuenta que las recetas no son de carácter general, y que el marco legal ha de estar acomodado a la realidad y a las características de cada ámbito geográfico o sectorial.

Por ello, en el PNV reivindicamos un marco vasco de relaciones laborales. Un marco propio que co-responsabilice a empresas y trabajadores. Que apueste por la formación continua, por la estabilidad del empleo y limite la precariedad. Las empresas deben contar con los instrumentos y la flexibilidad suficientes para acomodarse a la demanda de sus productos y servicios. Sobre esta base, pueden y deben comprometerse con la creación y la estabilidad en el empleo.

Horregatik ba, EAJaren aldetik, lan harremanetarako euskal markoa aldarrikatzen dugu. Gure marko propioa; ardura, enpresa eta langileei emango diena; etengabeko prestakuntzaren eta lanpostuen egonkortasunaren alde egingo duena. Enpresek behar besteko tresnak eta malgutasuna izan behar dute, euren produktu eta zerbitzuen eskariari egokitzeko.

Quiero añadir una advertencia: no permitiremos que PP y PSOE pretendan convertir a las y los jóvenes en personas sujetas a la formación permanente, a la precariedad laboral y salarial hasta los 30 años.

Nosotros, proponemos medidas específicas para apoyar a los jóvenes que no quieren estudiar y prefieren trabajar. Medidas de mejora de la formación profesional y la formación continua.

Y ofrecemos también una salida para los jóvenes con talento. Les proponemos una política de "becas formativas" en los países más desarrollados y en los institutos de investigación más avanzados.

Termino.

Los mercados están vigilantes a las desviaciones de las cuentas públicas y dispuestos a penalizar a aquellos que incumplan los compromisos adquiridos en el ámbito europeo y que se regulan en los Planes de Estabilidad y Crecimiento Económico.

Pues bien: mientras no exista una gobernanza económica más sólida, que otorgue mayor flexibilidad a la política presupuestaria, el cumplimiento o incumplimiento del déficit público va a marcar la línea entre la solidez o debilidad de una economía, o entre la credibilidad o no de dicha economía.

Por ello, es preciso apostar por una estabilidad macroeconómica y presupuestaria que evite una profundización de la crisis y que permita avanzar en la superación de la misma.

Sin estabilidad presupuestaria no habrá estabilidad económica

Eskerrik asko!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada