11 febrero 2011


Jornada de Trabajo sobre la juventud - Gazteriari buruzko Lan jardunaldia
Intervención de Andoni Ortuzar

Egunon denori eta mila esker gurekin izateagatik.
“Gazte gara gazte ta ez gaude konforme...”.
Hori da nere buruan dabilen kanta gaurko lan bilera honen aurrean.
Azken hilabeteetan bi gai jorratu ditugu: ekonomia eta enplegua, trafikoa eta aparkalekuak. Eta gaur gazteria dugu helburu.


Beti esan ohi da “bestearen lekuan jartzen” ikasi behar dala. Hay que aprender a ponerse en el lugar del otro. Ba hori bera da gure gaurko lehen helburua.
“Gu gazte ginadela” ez geunden konforme. Gaurko gazteak ere ez daude konforme. Eta biharko gazteak ere ez dira konforme egongo.
Bainan lan bilera hauetan errep ikatzen ari garen moduan, guk entzun egin behar dugu, gero erantzuteko.


Gazteei entzun, gazteei erantzuteko.

Buenos días a todos y bienvenidos.
Decía que en muchas ocasiones hemos escuchado la necesidad de aprender a “ponerse en el lugar del otro”.
Hoy esta recomendación responde de pleno al tema que nos ocupa. Vamos a tratar las políticas de juventud, en un sentido muy amplio. Y tenemos que comenzar aprendiendo a “ponernos en el lugar del joven”. Muchos de nosotros lo somos (jeje), pero de todas formas tenemos que hacer ese esfuerzo.

Esta “visión joven” viene muy bien además para analizar la situación política que estamos viviendo.
Yo hace treinta años ya era joven. Y con muchos de vosotros y vosotras iniciamos un camino que nos ha traído hasta donde estamos. Autogobierno, progreso y desarrollo humano.
Hemos avanzado mucho, pero n o lo hemos hecho juntos, no lo hemos hecho todos.
Ayer el Gobierno vasco publicaba un estudio sobre la cultura política. Y subrayaba y requetesubrayaba que hoy la Constitución española tendría más respaldo en Euskadi.
A esto se dedica el Gobierno, esta es la “normalidad” que busca, y por tanto se presentaron contentos y satisfechos ante esta gran “revelación”.


Según esta encuesta hoy el 46% de los vascos votaría la Constitución. Y esto supera en 15 puntos al respaldo que tuvo en 1978. Lo importante por tanto no es este 46, sino aquel 31.
Un dato para recordar que la transición comenzó coja en Euskadi, que la Constitución aprobada mayoritariamente en España no contó con el respaldo social del pueblo vasco.
Han pasado más de 30 años y nos encontramos ante una oportunidad histórica para hacer realidad una autént ica transición en Euskadi, para alumbrar un nuevo tiempo.
Un nuevo tiempo en el que las armas y los escoltas queden definitivamente en el pasado. Un tiempo en el que ni un joven más ponga bombas o pegue tiros, ningún joven tenga que llevar escolta, ningún joven sea asesinado o tenga que llorar la muerte de sus seres más queridos, ningún joven arruine su vida en la cárcel.


Nos merecemos un nuevo tiempo.
Y lo tenemos que hacer todos juntos, todos.
Tenemos que conseguir reunir todas las sensibilidades, reiniciar un camino entre todos. Este es el papel y esta es la responsabilidad de la política. De la política con mayúsculas.
Hace cinco años, todos hablamos con la izquierda abertzale, y se demostró que no era delito. Hoy lo tenemos que volver a hacer. En Euskadi tenemos la mayor oportunidad tanto para la paz como para la normalización política que nunca hemos conocido. Y no la podemos frustrar, no la podemos desperdiciar.


Y menos por estar mirando de reojo a lo que pueda pasar el día 22 de mayo en España.
Somos nosotros aquí, quienes con autonomía, tenemos que tomar las decisiones, pensando en Euskadi, pensando en lo que anhela y nos exige la sociedad vasca.
Este es un mensaje para el PSOE y para el PP. Las recetas del pasado no valen para el futuro. La receta es la participación política y propiciarla desde el consenso contribuirá a hacer irreversible este camino, el único camino posible.
Hace treinta años iniciamos un camino en el que no estamos todos. Ahora lo podemos y tenemos que reiniciar entre todos.

Este es nuestro compromiso y nuestra responsabilidad.
Quienes vivimos jóvenes la primera transición, tenemos ahora la ocasión de volver a ser jóvenes en esta segunda transición para Euskadi.

“Gazte gara gazte ta ez gaude konforme...”.
Orain gazte izateko aukera berri bat daukagu. Duela hogeitamar urte lortu ez genuena lortzeko aukera dugu.
Konstituzioa Espainian aho batez onartu zan, bainan hanka motz jaio zan Euskadin.
Ez genuen lortu transizio hura denok elkarrekin egitea.
Orain aukera hori aurrez aurre daukagu. Eta gure ardura politikoa da oraingo honetan lortzea.
Denon arteko bidea egiteko denon artean hitzegin behar dugu.
Hau Alderdi Sozialistari eta Alderdi Popularrari zuzendutako mezu bat da. Euskal gizarteak aukera honetaz baliatzea eskatzen digu. Euskal gizartearen nahia argi eta garbi dago: garai berri bati hasiera eman behar diogu. Indarkeriarik gabeko garaia, politikaren garaia.
Eta guri dagokigu garai berri honi ateak zabaltzea.
PSOE eta PP maiatzeko hauteskundeak dute buruan, besterik ez. Bainan guk Euskadin ezin dugu aukera hau alperrik galdu. Guk jarritako denbora ezin dugu agortu ezerrez egin gabe.
Etorkizun berri bat eraiki behar dugu gazteentzako. Indarkerirarik gabe, armarik gabe, hildakorik gabe, eskoltarik gabe, kartzelarik gabe. Hori da gaurko gazteei zor diogun garai berria.
Gazteak gara berriro ere. Orain esperientzi handiko gazteak. Aukera paregabea dugu etorkizun berri bat eraikitzeko. Eta hori da egin behar duguna.
“Gazte gara gazte ta ez gaude konforme...”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada