02 febrero 2010

Resolución del Tribunal Supremo.

EAJ-PNV aplaude el Fallo y la Resolución que hizo pública ayer el Tribunal Supremo rechazando que puedan ser, en principio, criminalizadas las posiciones de diálogo para la búsqueda de la mejor opción de gobierno que garantice la ordenada convivencia social".

Para el Partido Nacionalista Vasco resulta gravísimo que en la Resolución se reconozca el grave deterioro de la función jurisdiccional al no haber sido archivada la causa durante la instrucción de la misma y conocidas doctrinas anteriores.

EAJ-PNV entiende la preocupación que el Tribunal Supremo pueda tener por la imagen de deterioro de la función jurisdiccional al no haber sido archivada esta causa de tal "trascendencia política y mediática".

Sin embargo, y antes de ocuparnos de esta cuestión, el Partido Nacionalista Vasco reitera su pregunta del pasado 13 de enero al conocer el fallo: ¿Qué va a hacer la Justicia para restituir el honor de las personas, entre ellas el máximo representante institucional del conjunto de la sociedad de la CAPV el entonces Lehendakari Juan José Ibarretxe, que fueron juzgadas sin base jurídica alguna?

Es recurrente la crítica que en los ámbitos mediáticos a los partidos políticos como EAJ-PNV se ha venido realizando intentando hacer creer a la ciudadanía que lo que se pretende es la politización de la Justicia. No, ya desde hace muchos años, sin que tampoco en éste ámbito se haya cerrado la Transición, la Justicia está politizada. Denunciamos y rechazamos la judicialización de la política.

El Partido Nacionalista Vasco ha defendido y defenderá siempre que el diálogo en sí no es un acto delictivo. EAJ-PNV ha manifestado reiteradamente que la instrucción de la causa citada sólo tenía por objetivo el sentar en el banquillo de los acusados a la máxima autoridad político-institucional en la CAPV-Euskadi para lo cual se acompañó del paraguas de implicar en la causa a otras personas. En todo caso, EAJ-PNV muestra su satisfacción por lo que supone la Resolución para todas las personas afectadas.

Ante esta Resolución y la gravedad de la misma, ¿tiene EAJ-PNV que quedarse en lo "políticamente correcto" de una valoración? Pero, ¿y qué otro recurso queda si no? El daño personal, mediático y político ya está hecho. La situación político-institucional en la CAPV ya es otra.

Para el Partido Nacionalista Vasco el propio Fallo y Resolución del Tribunal Supremo desautorizan de tal manera a los magistrados del TSJPV que no sería lógico que ningún estamento judicial tomara medidas para impedir que situaciones como éstas puedan volver a producirse.

La propia sentencia debe servir para que Ruiz Piñeiro no pueda volver a ser elegido Presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Todos debemos responder por nuestros actos y los jueces, para lo bueno y para lo malo, no pueden ser un "oasis" dentro del sistema democrático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada